Tratamiento térmico

El tratamiento térmico es un proceso crítico en la fabricación de un dispositivo de sujeción. Se trata de un proceso donde se modifican las propiedades físicas de un material mediante calentamiento y enfriamiento.

Los materiales metálicos están formados por cristales. El calentamiento y el enfriamiento pueden modificar las propiedades de los cristales y el comportamiento mecánico general del dispositivo de sujeción. Para muchos productos, el tratamiento térmico es la única forma de conseguir las propiedades mecánicas necesarias. 

Otro aspecto importante relativo a la seguridad en las aplicaciones con dispositivos de sujeción es la protección contra la corrosión, que significa evitar fallos del dispositivo de sujeción debidos a la corrosión a lo largo de la vida útil de los productos sujetos. La protección contra la corrosión puede lograrse mediante, por ejemplo, un diseño protector adecuado, con recubrimientos de superficie o seleccionando un material resistente a la corrosión. Dado que existen múltiples planteamientos para la prevención contra la corrosión, la selección de la protección más adecuada requiere de un conocimiento y una experiencia especializados.